18.3.15

Pináculo

Siempre habrá
tristes coincidencias
entre el ansia y su regazo.
Entre el cielo y las tentaciones
del demonio...
y las vidas
mensajeras de llamas
y derroteros de memorias
serán ultrajadas por la cima
del resplandor de los corazones.

3 comentarios:

Yo y mis mil demonios.. dijo...

Se podrán evitar?

Hippieboy dijo...

Hola Ivi.

Siempre me deja pensando en el trasfondo de sus bellas letras... Para mi, un ejercicio un tanto dificil a veces.

Saludos!

El varisto dijo...

que buen poema