18.3.15

Consecuencias

El tiempo se hizo trompos
y mi matriz se perdió en ascos...
maldad del vicio,
soledad de la tiniebla.
Sol que no se buscó en los pregones del silencio.
Amor,
juventud esperanzada...
pocos son los trajes que llevamos puestos,
muchos los lutos,
leves los gritos.

Si pudiéramos contemplar la lejanía
que envenena el tiempo
y absorbe el ansia
seríamos gaviotas o luciérnagas
que se pierden en lo claro.
Mi alma se estremece de verse atacada
por mi ceguera.

Hoy de nuevo arremeto ligera,
sencilla,
mal acompañada de las nieves rotas
para surgir tormentosa entre lujurias...
si fuera más tierna sabría morder
las hojas que caen de árboles sabios.
No tengo barreras para hallar un descanso.

Malos son los nuevos contemplares
si se hallan amordazados,
escapo y muero,
descubro y pienso.
¿No es más que un sueño esto de estar despierta
o es que voy y escondo lo que aparece fresco?

Si supiera dormir estaría tranquila:
mi ser consciente,
mi temple calmo,
mi garganta clara,
el corazón apagado.

4 comentarios:

Yo y mis mil demonios.. dijo...

Excelente poema!!! Con un mensaje dolorosamente bello.

lunita dijo...

muy bno tu msje

en off dijo...

me encanto el poema pero no el final

Hippieboy dijo...

Hola Ivi!

Que triste... Pero que bonito tmb.

Que bueno leerla!, sabe, he tenido muchas ganas de saber de usted estos dias, lastima que no hemos coincidido.

Sera hasta la proxima.

Saludos.