18.3.15

A el que un día...

Hoy tuve una de esas interminables mañanas, en las que el sol parece ignorar que ya es hora de poner fin a un delicado sueño, erosionado por la incansable lágrima que no para de recorrer una mejilla que termina en labios sedientos de tiempo que no regresa.

3 comentarios:

Yo y mis mil demonios.. dijo...

uff..muy bueno está esto..

Pedazo de pan dijo...

a veces nos queda llorar por lo pasado pero no podemos recuperarlo.y dejamos erosionar nuestras lagrimas por lo que a veces es nuestro bello sol, o nuestro verdugo.al comenzar ese nuevo dia.

Hippieboy dijo...

Bellas letras...

Me gusta que todo lo que escribe es bien personal y hasta cierto punto (al menos para mi) dificil de captar exactamente a que (o quien) se refiere... Eso hace que me guste mucho leerla.

Saludos ivi! :)